sábado, 9 de diciembre de 2017

OTN 2017: Operación Tarjetas de Navidad 2017

He de empezar disculpándome por no haber escrito en el blog desde hace más de la cuenta. La explicación es simple: falta de tiempo. Podría haber escrito "algo" a la carrera pero el resultado desastroso que intuía si hacía eso, me frenó en seco.

Estoy inmersa, como cualquier docente del lugar que sea, en el final de la tercera evaluación...A eso le añado actividades varias fuera de mi horario laboral y la OTN 2017 que da título a esta entrada.

Llevo más años de los que recuerdo, felicitando la Navidad a las personas que siento que debo hacerlo. Bueno, en realidad, las navidades son una "excusa" (de otras tantas) perfecta para decirle a MI gente que me acuerdo de ellos, que son especiales, que me importan mucho. En mis comienzos compraba las tarjetas...Con los años, como me gusta actuar acorde a lo que me apetece (y puedo), pensé...¿Y si las hago yo? La verdad el resultado es bien distinto, por supuesto que no son las tarjetas más bonitas del mundo ni mucho menos. Lo que pasa es que así me aseguro que son Raquel al 100%, o Raquelilla o Rachel o Ra, como cariñosamente me llaman personas cercanas. 

En mi casa aguantan estoicamente el zafarrancho que preparo en el salón. Es vox populi que estoy haciendo tarjetas porque despliego todos mis útiles de papelería (que dan para tres mercadillos) encima de la mesa del salón y otros muebles cercanos, me convierto en una okupa en mi propia casa. Este año aproveché un catarrazo que me duró casi tres semanas, para elaborar la primera "hornada", en uno de esos fines de semana en los que por motivos de salud, lo que debes hacer es quedarte en casita. El problema (o no, según se mire) es que requieren mucha dedicación, y el tiempo "libre" escasea...

Pero hoy, al fin, puedo gritar a los cuatro vientos que están todas hechas, y estoy muy contenta porque van a llegar a tiempo a todo el mundo. Lo que viene después de acabarlas es mucho más agradecido, escribir la felicitación en sí y poner rumbo a Correos. Os dejo una muestra de las que he hecho este año, omito el número con toda la vista, porque es una cantidad más que curiosa. Deciros que en la primera imagen solo hay unas cuantas.

Todas las fotos de esta entrada, son propiedad de Raquel Plaza.





Anoche repasaba la lista, cada año repaso la del anterior y quito o pongo según las circunstancias para hacer una nueva. No se trata de hacer tarjetas a granel, sino un número ajustado a las que quiero enviar. Y con la lista delante de mis narices, comprobaba que hay personas que se mantienen desde el comienzo, otras intermitentes, algunas de reciente incorporación, y otras nuevas. Aunque, como podéis suponer, hay gente que se ha ido cayendo de esa lista. No busco culpables, hay años que unas personas están más presentes en mi vida que otras, por las razones que sea. Hay gente que sabes que no está a la vuelta de la esquina, que casi ni la ves, pero que estar, está. Ese tipo de personas que se preocupan por qué tal estoy, por cómo me va en el trabajo, por si río, por si lloro, por si estoy preocupada, por si me siento ilusionada, por si estoy triste o me inunda la felicidad...Y gente con las que, aunque ya no tenga la posibilidad de tenerlas en mi día a día, quiero que sigan estando en mi vida.

Me he dado cuenta de lo caprichoso que sigue siendo el destino, de cómo a veces saca de nuestra vida a alguien que ni remotamente nos hubiéramos planteado que algún día podría llegar a salir de ella. Y cómo, con idéntica fuerza, te devuelve a personas con las que has coincidido en el pasado por el motivo que fuera, y la alegría que supone saber que se acuerdan de ti, que siguen contando contigo.

Cada uno de nosotros elegimos, de manera indirecta o no, a quién queremos tener a nuestro lado y a quién no. Con el tiempo voy aprendiendo, otros dirán que escarmentando, a no volcarme en gente que me utiliza o que parece pasar olímpicamente de mí. Obviamente no puedo enviar tarjetas a todos los que les tengo cierto aprecio, o necesitaría tres extras de Navidad. Lo de elegir a las personas que deseamos tener con nosotros lo digo refiriéndome a la vida, en general, no a las tarjetas de Navidad en particular.

A los destinatarios de estas tarjetas, deciros que aunque vosotros no os deis cuenta, si os llega una de ellas, es porque el cariño que os tengo es grande (sobran los motivos) y para mí, no para el vecino del quinto, de una manera u otra, habéis sido importantes en este 2017 que en breve se despide.

 Ya sabéis que están hechas con toda la ilusión del mundo y, cómo no, con mucho cariño. Bueno, ilusión y que parece que he arrasado con las existencias de todas las papelerías de Salamanca. Por cierto, un mensaje para los que os la envío por primera vez: de corazón, espero que esta sea la primera de muchas navidades en la que os felicite así. ¡Me encanta dar trabajo a Correos (aunque sea una vez al año!

Suelo hacer fotos de las tarjetas que hago para tener un recuerdo de los modelos de cada año e intentar introducir novedades cada Navidad. Las fotos son una pequeña muestra de las felicitaciones de este año. Los veteranos podéis ver que hay modelos que permanecen, pero no hay dos iguales, eso os lo garantizo. Eso sí, espero que ninguno sea alérgico al color, purpurina, washi-tapes...o al recibirla le puede dar un pasmo.

Permitidme un pequeño consejo, seáis niños, jóvenes. adultos...da igual. No dejéis de ser detallistas (de la manera que sea) con las personas a las que queréis.

martes, 28 de noviembre de 2017

Niños y niñas: distintos pero iguales

Hoy ya no es 25 de noviembre, pero soy coherente con lo que pienso y dije en su momento sobre la igualdad de género. Si queremos lograr algo, debemos trabajarla todos los días, sin excepción. Os dejo unas "píldoras" sobre este tema en forma de vídeos de origen muy diverso.

  • El primero es del Ministerio de Educación del Gobierno de Chile, dos minutos que sintetizan muy bien los roles tan marcados que tradicionalmente hay en muchos lugares.

  • Este siguiente me parece excelente, y se llama "Inspirando al futuro sin estereotipos." Los alumnos de una escuela van dibujando a personas haciendo distintos trabajos, según qué profesiones les va indicando su maestra.

  • Otro vídeo de niños chilenos. Es una cámara oculta de un programa de televisión, en el que se presentan a los niños y niñas diferentes juguetes y les hacen preguntas sobre a qué juegan ellos y si podrían jugar con el juguete que les han dado. Es bastante más extenso que los dos anteriores, dura casi siete minutos.

  • En el siguiente anuncio, los juguetes parece que cobran vida. Se titula "La muñeca que eligió conducir" y me ha llamado mucho la atención. No perdáis detalle de la respuesta de la madre cuando su hijo le dice que quiere el coche conducido por la muñeca. Que sirva de reflexión para los "Reyes Magos", "Papás Noëles" o semejantes, que a estas alturas han empezado ya a buscar los regalos para las fechas que se nos avecinan.
  • Y para acabar esta entrada, un vídeo de alrededor de 40 segundos, del Área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga. Nos recuerda a todos que jugar, no tiene género.

Y aunque por hoy no voy a poner ningún vídeo más sobre la igualdad, quiero acabar dirigiéndome a los niños y niñas:

Me da igual si te gusta el color rosa o el azul. Si juegas con muñecas o prefieres los coches. Lo importante es que tengas la libertad de elegir, la posibilidad de poder vestir con el color que te apetezca en cada momento. Pienso lo mismo de los juguetes, no consientas que nadie te diga que no puedes jugar a algo o con algo, porque creen que es "de niños" o de "de niñas." No dejes que corten las alas a tu imaginación. No permitas que te obliguen a jugar con lo que no te sientes cómodo, ni tengas que preocuparte por el qué dirán o lo que te harán si no haces caso a "la mayoría." Muchas veces esa mayoría está formada por cobardes. Sé valiente, actúa según lo que sientas y que no te quiten el derecho a ser tú mismo. Nunca es tarde para que empieces a comportarte como en verdad eres. Jamás renuncies a tus sueños, y mucho menos no los aparques si la razón que alegan es que por ser hombre o mujer, has de seguir un patrón determinado. Eres ÚNICO/A. La gente que te quiere, te quiere tal cual, sin disfraces, sin artificios, sin mentiras, sin engaños. No lo olvides. Sé tú mismo. Sé feliz.

Imagen de http://tuexitoenred.com/blog/se-tu-mismo/


lunes, 27 de noviembre de 2017

EMOCIÓNATE: día 6


El pasado miércoles, 22 de noviembre, tuvimos la 6ª sesión del taller sobre educación emocional.

Puedo hacer una cruz en el calendario porque, por fin, no faltó nadie; es decir, siete niños y niñas y una adulta (yo).

De la calma hemos pasado a la alegría. Comenzamos por hacer un puzle muy sencillo que tenía las letras de la palabra ALEGRÍA. Entre todos intentamos definir la alegría, y luego complementamos lo dicho con Laberinto del alma de Anna Llenas, en el que precisamente la alegría ocupa el primer lugar.


Imagen propiedad de Raquel Plaza Juan.
Hablamos también de posibles sinónimos, aunque con matices, como la alegría y la felicidad; o de antónimos como por ejemplo la tristeza.

De ahí pasamos primero a pensar en nosotros mismos y completar esta oración al gusto de cada uno: TE SIENTES ALEGRE CUANDO. Y estas son nuestras respuestas, no incluyo quién dijo qué porque me parece secundario y eso queda para los asistentes al taller.
TE SIENTES ALEGRE CUANDO...
Una persona me cuenta un chiste.
Saco buena nota en un examen.
Veo a mi madre dormir.
Juego al fútbol.
Tengo un pendiente nuevo.
Alguien a quien le tengo cariño me abraza.
Me hago amigo de alguien desconocido.
Me voy a la playa.

Con lo del chiste empezaron a enlazar un chiste malo tras otro y algunas se rieron con ganas. Imagino que os llamara la atención la misma respuesta que a mí, de "veo a mi madre dormir." La verdad, otra clara muestra de lo distintos que somos los unos de los otros, y toda la riqueza que eso esconde.

Y ya, entre todos, pensamos en MANERAS DE ALEGRAR EL DÍA A ALGUIEN, e hicimos con ellas nuestro decálogo:
1. Ayudando, dando consejos.
2. Dándole una buena noticia.
3. Contándole un chiste (para que se distraiga si está triste).
4. Regalándole algo.
5. Darle una sorpresa agradable.
6. Jugando con él.
7. Darle un abrazo.
8. Darle un beso.
9. Invitarle un concierto, al cine, a bailar...
10. Cumplir un sueño que tenga.

Insistí en que alegrar el día a día a una persona puede resultar sencillo, que no hay que rebuscar mucho y que en realidad son los detalles (un saludo, unas palabras bonitas, una sonrisa, una caricia, un GRACIAS...) los que pueden marcar la diferencia.

A continuación les puse parte del Himno de la Alegría cantado por Miguel Ríos, pero no la dejé hasta el final porque notaba que no les estaba gustando demasiado (¿por qué insistir en algo si vemos que no funciona?). No obstante, lo que a unos les gusta a otros no y viceversa.



Y ya para terminar puse un breve "popurrí" de imágenes del curso anterior, intentando que todos los alumnos que el curso pasado ya estuvieron en nuestro cole, salieran en alguna. Me costó bastante hacer la selección, y eso es buena señal, porque el año pasado vivimos muchos momentos alegres. Pongo aquí algunas de ellas, porque son 30 y me parece excesivo:












Todas las fotos son propiedad de Raquel Plaza.

Me parece que a ellos les encantó recordar momentos tan especiales del curso pasado. Obviamente, deseo que este curso tenga, como mínimo, tantos momentos repletos de alegría como el que dejamos atrás.

De fondo sonaba una canción africana, AMAWOLÉ:

Y una canción que desde hace un tiempo tengo muchas ganas de bailar con mis alumnos, Hecho con tus sueños, de Maldita Nerea.


Así, nuevamente, se nos fue la sesión. Esta semana, otra dosis de alegría, que es mi deseo para todos, que no os falten razones para estar alegres. Buen lunes.





sábado, 25 de noviembre de 2017

TODOS los días son 25 de noviembre: NI UNA MUERTE MÁS

Las cifras son escalofriantes: 45 mujeres y ocho niños, según las estadísticas de Sanidad, han muerto en lo que llevamos de año a manos de sus parejas o exparejas. Me temo que hasta terminar el 2017, esta cifra no se va a congelar...¡Ojalá! Los datos no son esperanzadores sino tristemente muy reales.

Este año he probado a ponerles a los "mayores" (mis alumnos de 5º y 6º), un vídeo que justo en 2016, tal día como hoy, compartí aquí. Entre esos niños y niñas hay distintos países de origen: Venezuela, Marruecos, Rumanía, España y República Dominicana. Y dentro de ellos alumnos de etnia gitana , tanto españoles como rumanos. Menciono este dato para situaros un poco, y para que veáis la enorme diversidad que puede existir dentro de un mismo grupo. Volviendo al vídeo, nuevamente lo incluyo en el blog:


Prefiero no entrar en detalles pero me pareció un rato interesantísimo y totalmente necesario, valió la pena "robar" media hora de Matemáticas para hablar de la violencia de género.

Estuvimos analizando el contenido del vídeo, reflexionando qué nos estaba intentando decir...Y es que no me parece una decisión azarosa haber elegido a menores para el vídeo. Cuidado con los estereotipos, por ejemplo cuando un niño en el vídeo afirma que no pega a la niña "porque él es hombre." Lo más relevante que extraigo de él es la inmensa importancia de la educación. Si educamos a los niños en igualdad, en respeto, en empatía, lograremos erradicar la violencia, hacia las mujeres o hacia cualquier persona, da igual el género.

Como complemento, por comentarios que ellos hicieron y por temas de sus distintas culturas y costumbres, me lancé a complementar el vídeo con otro de una canción de Ella Baila Sola que viene como anillo al pelo, siempre y cuando la escuchemos con un oído crítico: Mujer florero. Aunque duela, escuchadla atentamente y analizarla de arriba a abajo:

Y sí, hoy es 25 de noviembre, pero mañana que es 26 y ayer que fue 24, también hay que trabajar por la igualdad. Mis alumnos lo saben, lo trabajamos a diario, sin necesidad de poner vídeos, canciones...Si veis señales en vuestros niños, adolescentes, alumnos, hijos...hacedme un favor: No las dejéis pasar. Quizá algunos tienen ya el germen de la violencia y estamos a tiempo de impedir que siga creciendo.

Y lo peor, como hablamos ayer en clase, es que ya resulta"normal" escuchar en las noticias titulares como "Una mujer en _________ a muerto hoy a manos de su pareja/expareja" y ni pestañeamos. No lo veáis como algo natural, como algo que pasa y es inevitable, porque no es así.

En todos está el poder de acabar con esta sinrazón. Abogo por una EDUCACIÓN que no permita a nadie creerse mejor que nadie, que no haga que un ser humano pueda acabar con la vida de otro, que considere igual de valiosos a hombres y mujeres, que permita a nuestros niños y niñas crecer juntos y, si no es mucho pedir, crecer felices.

Ojalá el próximo año no me viera empujada a escribir una entrada sobre este tema. Depende de todos y cada uno de nosotros: sembrad respeto, empatía, igualdad, cariño, amabilidad, alegría, compañerismo...EDUCACIÓN.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Día del niño...haz que su voz cuente

Cada año la misma historia...o no. Volvemos a celebrar un 20 de noviembre el Día Internacional del Niño. Considero necesario hablarles a los niños, de cualquier lugar, de sus derechos, por supuesto. Pero para mí es una necesidad, imperiosa diría yo, contarles a nuestros niños, da igual de dónde o cómo sean, que cada derecho del que les hablamos lleva consigo un deber. 

Este año El Día Universal de la Infancia reivindica el derecho de los niños a ser escuchados. No obstante, tened presente que ellos han de aprender también a escuchar, y no es tarea sencilla. La importancia de escuchar a los niños no es nueva, aunque no todos la coloquen en el lugar que se merece. Todos y cada uno de los niños que habitan este mundo tienen algo que decir, y seguramente sea más importante de lo que nunca nos hayamos planteado. 

Debemos escuchar  a esos niños que son felices y que parecen tener una vida que, cualquier otro, con dos dedos de frente, envidiaría. Aunque no siempre es oro todo lo que reluce. Además hay que escuchar a los que me atrevo a catalogar como los "olvidados," a esos menores que a pesar de tener padres parece que crecen solos. A aquellos pequeños que sufren la despreocupación, el menosprecio, la desatención, el desapego, el interés...de quienes supuestamente deberían amarlos con toda su fuerza porque son sangre de su sangre. Ojo, quizá estos padres quieran a sus hijos con toda su alma, pero a lo mejor no han aprendido (o nadie les ha enseñado) a actuar de otra manera. Hay que escuchar también a esos a los que sus padres no animan a estudiar, porque no entienden cuánto bien puede hacer la educación en el futuro de sus hijos. No alcanzan a imaginar lo indefensos que sus hijos pueden estar ante el mundo si no saben cómo defenderse. La cultura es poder, la educación es poder, poder para cambiar, para mejorar, para construir un futuro, para ser mejores personas... Y no hablo de conseguir un trabajo mejor, simplemente de disponer de más herramientas para sobrevivir en el mundo. Un mundo deshumanizado en el que la comunicación cara a cara esta en peligro de extinción. un mundo en el que la mayoría de la gente actúa sin reflexionar, en el que las apariencias cuentan mucho y se juzga con excesiva facilidad al que se sienta a nuestro lado. Pues a todos ellos, a los que parezcan felices o infelices,  démosles voz. Que pueden expresarse, que puedan compartir sus preocupaciones, sus sentimientos, sus ilusiones, sus problemas, sus opiniones...Lo que ellos quieran.

A todos los que leéis esto, estoy segura que nunca os va a faltar un menor cerca de vosotros. Por eso, os pido un favor, sin necesidad de preguntarle nada: dejadle hablar. Que os cuente, que os mienta, que se sincere, que se enerve, que se tranquilice, que se relaje, que se indigne, que se avergüence, que vea el vaso medio lleno (o vacío), que llore, que sonría...En definitiva, escuchad y, permitid que se emocione. Haced un ejercicio de empatía.

Y a los menores, de quien sea, que lean esta entrada, os lanzo un mensaje: No estáis solos. Mirad a vuestro alrededor, seguramente más cerca de lo que vosotros creéis, hay una persona dispuesta a poner su oído atento cuando decidáis empezar a hablar.

Y por todos esos lucho, y espero no cansarme de hacerlo, por los que los tienen más difícil, por los que reman contracorriente y persiguen sueños aun cuando saben que pueden pagar un precio muy alto por no querer renunciar a ellos. No veáis límites, no arrojéis la toalla, porque quien se rinde no llega a situarse donde querría. 

Para mí, la voz de los niños cuenta mucho, generalmente no tienen filtro y es frecuente que hablen sin pensar bien antes lo que dicen o cómo lo dicen, pero eso no les resta ni un ápice de valor.


A todos los niños...FELIZ día, os queremos.



sábado, 18 de noviembre de 2017

Vuelveeeee, a casa vuelveee...por NA-VI-DAD

Seguramente muchos habréis reconocido esta frase, ya mítica. Es el eslogan que desde hace muchas navidades, muchos años, no sé deciros cuántos pero lo tengo grabado a fuego, entra en nuestras casas con El Almendro.

Pues bien, una vez más, recurro a la publicidad por su capacidad de emocionarnos. Especialmente cuando se acercan las navidades y parece que estamos más sensibles (a ratos). Ya, ya, que queda un mes y una semana para Navidad, pero el ambiente empieza a ser navideño. Las luces llevan un par de semanas colocadas por la ciudad, aunque todavía no han comenzado a iluminar las calles. Los comercios ya venden decoración propia de estas fechas y, cómo no, todo tipo de dulces habidos y por haber, porque cada año se inventan algo nuevo.

Y entre los anuncios que ya empiezan a asomar a las pantallas de TV y en internet, me "topo" con "El inspector de los regalos de la navidad pasada" que El Almendro nos ha traído, más bien nos ha regalado. Y no puedo evitar compartirlo, me ha encantado. Lo mejor es verlo para poder opinar:


Y con la excusa del detector de mentiras sobre regalos que en realidad no les gustaron nada a sus destinatarios, regresa la esencia de El Almendro. La suerte de poder estar con los que queremos, de reencontrarnos con los que no tenemos cerca, esto no tiene precio. No lo neguéis, estas fechas son malas cuando nos falta alguien. Dicho lo anterior, disfrutad de poder estar con gente que os quiere de verdad, que el día que no estén, a ver qué hacemos sin ellos. Ya, seguir adelante, pero de otra forma. 

miércoles, 15 de noviembre de 2017

EMOCIÓNATE: día 5

Casi sin pestañear, llega la siguiente entrada sobre el taller en el cole...Tal vez el tiempo se ha pasado rápidamente porque la semana pasada no pude colgarla el mismo miércoles, que es lo ideal, pero no siempre es posible.

Segunda ración, más que necesaria, de CALMA. Para mí sorpresa, o disgusto, o inocencia, nuevamente sin la presencia de todos los alumnos apuntados. Hoy estuvieron cinco. Sinceramente siento cierta impotencia, al ver el mimo con el que preparo cada sesión, y luego me encuentro con ausencias inesperadas. Pero bueno, como dije en la entrada anterior sobre este tema, la capacidad para adaptarse a los cambios es imprescindible y, además, no queda otra.

Hice un breve repaso/introducción porque dos niñas que vinieron esta tarde, faltaron la semana anterior. Recordamos la necesidad de buscar la calma con algunas estrategias o ayudas para focalizar la atención en algo que nos distraiga de un estado de nervios, de sentirse alterado, sobrepasado...Por ejemplo las pelotitas relajantes (de estas achuchables, que pueden ayudar a descargar tensiones, sentir alivio ante situaciones de estrés...). 

También introduje un recurso nuevo, lleno de color y que me parece que les ha gustado mucho:  los caleidoscopios. Tenía dos. uno que mis padres nos trajeron a mi hermano y a mí de la Expo'92 de Sevilla (ahí es nada); el otro, uno mucho más sofisticado que compré en Títere hace unos meses (me encantó en cuanto lo vi). He dejado que todos pudieran mirar a través de ambos, y pensaba que en ocasiones eso nos hace mucha falta, lograr ver un mundo de colores cuando él nuestro ha perdido algún tono...Personalmente le tengo mucho cariño al caleidoscopio de la Expo, aunque entiendo que a primera vista a cualquiera le resulte más atractivo el de la tienda Títere. Cada uno tiene su encanto.

Pregunté (nuevamente) qué les relajaba a cada uno, se repitieron respuestas de la semana pasada, como escuchar una tormenta, ver el mar, escuchar música (clásica y de otros tipos), observar una hoguera, y algunas nuevas como dormir, llorar. Y sí, hay días, hay momentos, en los que llorar también relaja. Lo de asociar dormir con relajarse no lo acabo de ver. Según cómo lo enfoquemos, es verdad que puede ser relajante dormir, descansar; lo que pasa es si alguien está muy nervioso, bastante alterado, no creo que se le ocurra decir que para relajarse va a echarse una siesta, ¿o sí?

Y a continuación hablé brevemente de la respiración. Expliqué la diferencia entre inspirar y espirar y por qué respirar puede ser beneficioso cuando queremos relajarnos. Llegados este punto, abandonamos mi aula en busca de un espacio más adecuado. Fuimos al gimnasio del cole y colocaron unas colchonetas alineadas en el suelo. Cada uno llevaba un barquito de papel que antes les había dado, sin más explicaciones.


Imagen propiedad de Raquel Plaza Juan.
Probamos varios ejercicios muy sencillitos sobre la respiración. Al principio a una de las alumnas le dio un ataque de risa al estar los cinco en la colchoneta. Y yo, para mí misma, pensaba que la risa también relaja (y tanto).



Algunos ejercicios de respiración del libro RESPIRA de
Inês Castel-Branco:
Si nos centramos en respirar, dejamos de pensar en todas las cosas que se nos pasan por la cabeza en cada momento.
En nuestra barriga o pecho no hay ni emociones ni pensamientos, solamente aire que entra y sale.
Unos ejercicios de respiración pueden ayudaros a serenaros.
(REPÍTELOS EN TU CASA CUANDO NECESITES CALMARTE)
-La ola del mar (inspiramos, dilatando el diafragma*; y después espiramos, es decir, expulsamos el aire de los pulmones)
-El globo: inspiramos y espiramos por la boca inflando un globo imaginario hasta que al final…¡PUM! (explota).

-Olor imaginario: imaginamos que estamos oliendo algo que nos gusta mucho (un olor que nos resulta muy agradable). Inspiramos imaginando ese olor. Hacemos una pausa, aguantando la respiración.  Y finalmente espiramos despacito (dedicándole el doble de tiempo que a la inspiración).
-El viento que deshace las nubes: nos colocamos de perfil, inspiramos y soplamos suavemente, como si pudiéramos deshacer las “nubes” (imagina que las nubes son tus miedos)…hasta que no hay nubes y vemos un cielo azul.


Os dejo un esquema con algunos ejercicios (hicimos todos menos el último). Si me dieran a elegir, después de haberlos llevado a la práctica, me quedo con el de los olores imaginarios. Les pedí que cerraran los ojos, y que con ellos cerrados pensarán en un olor que les resultara agradable, por el motivo que fuera, de algo, o de alguien. Y a poder ser, que no solo visualizaran de dónde o de quién era ese olor, sino el contexto, como por ejemplo dónde estaba el objeto o la persona, cuándo lo olían...Cuatro de ellos pensaron en personas: hermanos/as y en su mamá. Uno pensó en gasolina, nos contó que es un olor que le encanta. Y yo en una tortilla de patatas, que si bien es algo y no alguien, me lleva a alguien. No visualicé una tortilla de patatas cualquiera, sino la que hace mi madre, con manos de madre. De esas que aunque te diga paso a paso cómo la hace ella, no te sale parecida ni de casualidad. En parte mi olor me llevaba a una persona, pero como soy más complicada, a través de un objeto, una comida en mi caso.

Por eso de los contrastes, reflexionamos que pensar en un olor desagradable no era nada relajante, sino que podía alterarnos más.

Tras ese breve paréntesis, regresamos al aula. Ya allí, era el momento musical. Puse dos canciones: la primera, Durme durme, una nana tradicional sefardí. La mía es la que viene en el CD que acompaña al libro "Las más bellas nanas del mundo" (editorial Kókinos). No sale en Youtube esta versión, así que la que puedo compartir con vosotros no es exactamente la misma (prefiero la del CD de Kókinos), pero sirve para que os hagáis una idea.






Y la segunda, para acabar, "Canción para bañar la luna" de Las Magdalenas. Y así, con música que espero que os parezca relajante, acabamos la quinta sesión. La próxima semana, giro radical, aunque no descarto que retomemos la calma en algún otro punto de este taller emocional. Gracias por acompañarnos, aunque sea a través del blog.

lunes, 13 de noviembre de 2017

De lunes y con el anuncio de la Lotería

Hay días en los que tienes mil cosas que hacer y el cuerpo, caprichoso él, te dice que pares. A mí me lo ha advertido mi garganta y un dolor/molestia de una muela. Llegas a casa a las dos y media y ves que lo mejor que puedes hacer es meterte en la cama e intentar que lo de la garganta no vaya a más y que se pase lo de la muela. Y así estamos, con poquita voz y la que queda cascadilla y el dolor intermitente que aparece en el momento que menos debería. 

Y entre medias, veo que ya ha salido en anuncio de la Lotería de Navidad. De momento solamente me he atrevido a ver la versión corta, supongo que es la que se emitirá en televisión, dura  3 minutos 30 segundos. Lo malo de la Lotería, es que desde hace unos años, nos tenían acostumbrados a tocarnos el corazoncito con publicidad de alto contenido emocional. Esta vez también lo hacen, y el anuncio es de película, no han escatimado en gastos cuando está dirigido por Alejandro Amenábar, ahí es nada. Lo que pasa es que sí observo un cierto giro en la línea de esta publicidad, que no sé si conseguirá más defensores o detractores. Antes de seguir explicando y compartiendo lo que pienso en voz alta, nada mejor que ver el anuncio para que vosotros podáis opinar también.



El anuncio me ha gustado bastante, y va de amor, de cómo un día, sin saber bien cómo ha pasado ni de dónde viene, das con ese alguien especial que lo cambia todo. Y es que el amor a veces debe ser eso, enamorarse de alguien que para los demás es un extraterrestre. Y, cuando crees que ya tu suerte se ha desvanecido, el caprichoso destino del que hablaba al principio, os reúne de nuevo. Esa es la verdadera suerte, el que con quién compartimos nuestra vida, no que nos toque la lotería. Creo que ahí radica el éxito de estos anuncios, que no se centran en la Lotería de la Navidad. La Lotería se convierte en un personaje secundario para contar historias, historias cercanas o, como esta vez, de otro planeta.

Afortunados los que ya habéis encontrado a vuestro/a extraterreste, yo sigo buscando el mío y sé que va a aparecer cuando menos me lo espere.

Gracias a los responsables del anuncio que, de una forma diferente, pero me han tocado las fibras un año más.

Y el mayor premio es...COINCIDIR.

viernes, 10 de noviembre de 2017

EMOCIÓNATE: día 4

Como dijo Charles Darwin, "las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino las que se adaptan mejor al cambio."

¿Por qué digo esto? Por muchos motivos, varios de ellos puedo comentarlos aquí. Y es que siempre hay que tener un plan B.

Lo primero, mi intención era alternar sentimientos/emociones más "positivos" con "negativos," entrecomillo ambos porque para algunas personas es positiva una emoción que para otros es todo lo contrario. Dadas las circunstancias, y basándome en lo que necesitan (necesitamos) cada momento, el miércoles era la tarde idónea para la "botella de la calma." Lo que implicaba que precisamente de eso hablamos, de la calma.

Y,  el segundo, también relacionado con las sabias palabras de Darwin, adaptándome a los cambios, o imprevistos más bien, solamente fueron cuatro alumnos de los siete apuntados al taller EMOCIÓNATE. Dos de ellos me dijeron el jueves por la mañana que no se habían acordado, en su defensa diré que me lo creo, porque en general son algo despistadillos. A ver si el miércoles consigo que vayan los siete...

Hablamos de la calma, de la necesidad de relajarse cuando no sentimos nerviosos, alterados, enojados...Y de qué cosas ayudaban a cada uno de nosotros a calmarnos. Fue llamativo comprobar que dos de ellos no dieron con nada que les calmara...Y eso me preocupa un poco, o un mucho, según el grado de nerviosismo, enfado, alteración...Les hice ver que tenían que encontrar "algo," no para ese momento del taller, sino para su vida cotidiana, hay que buscar recursos, y esforzarse por encontrarlos. Hablamos incluso de gritar, que después de insistir un poco, una de ellas dijo que eso sí le calma.

Escuchar música, el sonido del mar, escuchar cómo cae el agua en una tormenta, mirar la madera arder...

Y puse un par de vídeos. De cada uno solo unos veinte segundos, suficiente para ilustrar lo que habíamos estado hablando previamente.





También les hablé de las pelotas anti estrés, que para algunos funcionarán y para otros no, les llevé tres ejemplos. La mejor es la que tiene aspecto de monstruo, aunque al tacto de un poco de repelús, está lleva de líquido y bolitas pequeñas de poliespán y ciertamente relaja. Las tres son de bazares asiáticos (las tiendas de "chinos" de toda la vida, para entendernos). Os dejo una imagen:

Imagen propiedad de Raquel Plaza Juan

A continuación vimos el vídeo de Just Breathe. que en otra ocasión compartí ya en este blog. 


Y con el vídeo anterior visualizado, que nos vino de perlas para introducir el "bote (o botella) de la calma," lo comentamos y pasamos a  analizar el siguiente material, con el que hicimos nuestras botellas de la calma:

Imagen propiedad de Raquel Plaza Juan

Si alguno se anima a fabricar su botella de la calma, necesita:
  • Gomina.
  • Agua (mejor templada que fría).
  • Purpurina (si es posible, de varios tamaños y tipos, las de los botes más pequeños tienen forma de tira).
  • Lentejuelas, pompones pequeños, estrellitas o similares (eso va en gustos).
  • Botellas de plástico, lo más lisas posible, las mías son de gaseosa "La Casera," pero las de zumo de naranja (recién exprimido) del Mercadona pueden resultar ideales.
Y un vídeo explicativo:


 Ojo, hay muchas variantes, he visto también la misma idea con gel de baño, con cola líquida transparente...Pero, probé en mi casa con la gomina  y me gustó el resultado. Me pareció muy sencillo y el resultado es bueno. No obstante, intentaré hacerla también con cola transparente, para comparar y ver con cual queda mejor.

Dos sugerencias y que cada uno haga lo que quiera:

-Cuando hayan acabado su botella de la calma, que limpien la boca de la botella, quitando los restos de gomina y purpurina que hayan podido quedar con una servilleta de papel o un pañuelo, y que la sequen bien. Y los adultos, echadle un poquito de "loctite" alrededor de la boca de la botella y cerrad bien la misma con el tapón...

-Y la segunda, no os recomiendo mezclar muchos colores, porque queda una "maraña" de cuidado y no se aprecian bien los colores, más que calma a mí me crea desasosiego, pero...Probad y me decís.

La verdad es que no me hizo falta poner música de fondo, fue un trabajo en equipo en el que unos ayudaban a otros sin pedírselo yo, y me parece que disfrutaron mucho del proceso, algo que no me esperaba. Pensaba que iban a estar ansiosos por ver el resultado y que quizás podían liar alguna, y nada más lejos de la realidad.

Y ya como guinda del pastel, llevaron sus botellas de la calma a clase al día siguiente, y a mí se me dibujó una sonrisa en la cara al verlas.

Queda pendiente hacer botellas de la calma con los ausentes (pero durante un recreo) y con algún niño que, insistentemente me ha pedido que por favor quiere hacer una.

Un par de fotos de mis cuatro mosqueteros del miércoles acompañados por las botellas:


Imágenes propiedad de Raquel Plaza Juan

Con la mano en el corazón os digo que no sé yo hasta qué punto la botella calmará o no, pero ha valido la pena.

Y el miércoles, como la calma da mucho de sí y  absolutamente a todas las personas les viene bien, seguiremos con ella. Tengo ya pensadas varias técnicas que probaremos.

¡Ah! Gracias una ves más, en esta ocasión, a todos los lectores que habéis conseguido que la entrada anterior, celebrando el primer año de este blog, sea la más leída de todas (y con diferencia). Y es que hay cosas que sin un feed-back no tendrían sentido alguno.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Estamos de cumpleaños...

...Y tengo que compartir esa alegría con todos vosotros.

Hace un año me embarqué en la aventura de crear un blog educativo, el que ahora mismo leéis,
En realidad, hace 365 días publiqué mi primera entrada en el blog, pero echó a andar un poquito antes.

Gracias a la "tarea" de la profesora Mª de los Ángeles Sánchez Puerto, autora del blog "La imprenta de Clío" y ponente del curso del CFIE de Salamanca "El blog como cuaderno de aula" mi blog vio la luz. Me parece que ya llevaba mucho tiempo creándose en mi interior, pero me faltaban las bases para atreverme a dar el paso. Sé que para muchas cosas me lanzo a la piscina (sin comprobar si hay agua o no), pero si hago un repaso generalmente mis decisiones son mucho más meditadas de lo que parecen a simple vista.

En el camino ha habido de todo, pero creo que ha merecido la pena el tiempo que le he dedicado, y espero poder continuar con él durante muchos más cursos. 

Y alegrías a nivel externo he tenido dos muy importantes:

La primera, pude estrenarme como ponente en el CFIE en la Jornada de Buenas Prácticas TIC que organizaron el 24 de mayo. Fue una tarde muy especial, porque no solo participé como ponente, sino que disfruté mucho escuchando las intervenciones de compañeros de otros centros...¡Qué ideas tan buenas tenéis! GRACIAS a Manuel Jesús Criado García, Mercedes Agar Plaza y Esther Sánchez Bartol, por haberse arriesgado y confiado en mí. 

La segunda, que reconocieran el blog con el premio al mejor blog de 2017 en la categoría de Primaria del III Certamen #CompartoBlog de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, fue una grata sorpresa y todo un regalazo.

Además de lo anterior, son muchas las personas (amigos/as, familia, compañeros, alumnos...) que han entrado a visitarlo y me han dicho lo que les parecía en cada momento. Y, precisamente por eso, porque este blog no se sostiene solo, sino que cuenta con el apoyo de gente muy especial, y sin los lectores no tendría razón de ser, hoy me acuerdo un poquito más si cabe de VOSOTROS.

Con motivo de este primer "cumple" de La emoción de aprender, he dibujado y coloreado 12 marcapáginas (podéis verlos en las fotos que hay a continuación). Cada uno tiene una frase por la parte de atrás pero, les falta "algo", vuestro nombre. Por eso todavía no están plastificados.

Las doce primeras personas que se animen a comentar algo, lo que os apetezca, en esta entrada del blog (no en Facebook), recibiréis uno de estos marcapáginas...¡Espero que os gusten!



Imágenes propiedad de Raquel Plaza Juan

Tres cuestiones para que pueda publicar vuestros comentarios y haceros llegar vuestro marcapáginas:


  • Hay que IDENTIFICARSE, no con DNI ni mucho menos, pero sí nombre y apellido/s para que sepa quiénes sois (en el caso de que os conozca) o nos os conozca, pero que no sea algo anónimo. 

  • Y, si sabéis que no tengo vuestra dirección personal, porque no me conocéis pero sí habéis leído el blog, dejadme también un EMAIL para poder contactar con vosotros y que recibáis el detallito en casa.

  • Publicaré TODOS los comentarios, sean más o menos de doce, pero solamente hay 12 marcapáginas.


¡Espero vuestros comentarios!

Gracias por estar aquí después de un año y, conservad intacta, "la emoción de aprender."