domingo, 14 de enero de 2018

Reflexión para el lunes

A punto de decir adiós al fin de semana, viendo que el lunes tiene ya ganas de asomar la cabecita (y fijo que ninguno de vosotros, me incluyo, de vérsela), os dejo un fragmento de Eduardo Galeano de "El libro de los abrazos." Ahora me pregunto cómo es posible que no haya leído un libro que tiene ese título. Un propósito más que añadir a los "asuntos pendientes" para este año.

A este pedacito lo llaman "Un mar de fueguitos."


Y es que, si todo fuéramos un fueguito, adoro ver brillar a los que me rodean. Me encanta que haya gente que me ayuda a brillar y que no pone obstáculos en mi camino (ni en el de nadie), y sentirlos tan cerca. Y ya que estamos, aprovecho para dar las gracias a esos fueguitos con raíces guijuelenses, que convierten cosas sencillas en momentos muy especiales.

PAZ: algunas ideas

Me he "topado" literalmente, con un vídeo muy breve sobre la paz, protagonizado por personas famosas. Aunque dura poco, me parece interesante.


Siguiendo la misma línea de duración, un montaje que recopila frases que hablan de la paz.


Y, como firme defensora del poder de los abrazos, incluyo un vídeo de animación que lo refleja bastante bien. Todos, da igual qué carácter tengamos, seamos cariñosos, ariscos, nerviosos, tranquilos, introvertidos, extrovertidos...Me atrevo a decir que en algún momento de nuestra vida hemos necesitado o necesitaremos un abrazo. (Omitid las faltas de ortografía del que puso el vídeo en Youtube, sé que hacen daño a los ojos).


Con el vídeo anterior de los abrazos, se me ocurren muchas dinámicas. Solamente pensad muy bien cómo son vuestros alumnos antes de plantear algo que pueda hacerles sentir incómodos. Si veis que plantear dar o recibir abrazos, no tiene cabida, desechad la idea.

Unicef pone recursos al alcance de todos, además para todas las etapas. En el caso de Infantil, "colores de paz," para hablar de las diferencias y que, da igual el color, todas pueden convertirse en palomas de la paz. Por si os interesa, aquí está.

También en la web de Unicef he encontrado el "bingo de la paz," para que los alumnos hablen entre ellos y busquen algunas cosas que pueden tener en común con sus compañeros. Os dejo el enlace con el PDF. Indicada para Primaria.

La tercera en teoría es para Secundaria, pero creo que simplificándola un poquito, puede funcionar también con niños y niñas de 6º de Primaria. Se llama "la misión diplomática" y trata de la resolución pacífica de conflictos, tan difícil pero al mismo tiempo...¡Cuánta falta nos hace! Descargadla si deseáis echarle un ojo.

Y de mi cosecha, algo que especialmente a mis queridísimos compañeros del IES "Vía de la Plata" de Guijuelo les sonará, porque lo propuse en su momento y salió adelante, en enero de 2016. Es algo muy sencillo, que los alumnos piensen y escriban, da igual dónde, en una cartulina, en una silueta de una mano, de un brazo, de un corazón...qué es para ellos la paz en tres ámbitos: paz en la familia es, paz en el instituto (o colegio) es, y paz en el grupo de amigos. 

Está muy bien hablar de la paz, pero me gusta pisar con los pies en la tierra y acercarlo al entorno de nuestros alumnos. Intento huir de la paz de manera genérica y como ausencia de guerra en el mundo. La paz comienza por uno mismo, por respetarse y valorarse adecuadamente. Y una vez que estamos en paz con nosotros mismos, qué bonito sería trabajar siempre para tener paz a nuestro alrededor. Soñar es gratis.

SECUNDARIA: posibles canciones para el DÍA DE LA PAZ

No creo que ninguna de las canciones de la anterior entrada sea adecuada para el alumnado del instituto.

Sin repetir las que ya sugería hace un año (las localizaréis rápido en la etiqueta "paz"), he optado por buscar algunas canciones muy actuales, que conocerán seguro la mayoría de vuestros alumnos.

La primera es de Morat y Álvaro Soler, Yo contigo, tú conmigo. Ha sonado muchísimo y es parte de la banda sonora de la película de animación GRU 3: Mi villano favorito.


Y sí, no puedo negarlo, siento una debilidad especial por Manuel Carrasco. Otro de esos cantos al amor, a la esperanza, a no rendirse...Ni más ni menos que Yo quiero vivir.


La siguiente no es una canción típica, pero me encanta ser valiente y huir de lo obvio. Por eso me lanzo a la piscina con Semillas, cantada por Muerdo y Lola Membrillo.



Intentad elegir una canción que les agrade a vuestros alumnos, me parece básico.

Sugerencias canciones DÍA DE LA PAZ (PRIMARIA)

Esta vez me adelanto más de quince días. Seguro que en muchos colegios estáis ya pensando qué hacer en algún momento de esa jornada. Lo trabajéis por niveles, interniveles o como decidáis, lo que os dejo a continuación a lo mejor os encaja.

En cuanto a música, evitando repetir las canciones que ya puse el año pasado, os pongo estas:

La primera, SIENTE LA PAZ, de Unai Quirós. Me ha encantado el vídeo, la letra y el mensaje. Además, la veo muy cercana al mundo de las emociones. Es bastante infantil, pero creo que puede gustarle a todo el mundo. Os la recomiendo:


Además, en la web del autor de la canción, Unai Quirós, hay material didáctico (pdf con 26 páginas) disponible para trabajar esa canción. Bastante completo, hay para elegir.

Y de la misma persona, SOMOS LA PAZ. Me gusta menos que la anterior, pero es mi punto de vista.



Y una muy breve, que me lleva inevitablemente a la celebración de la paz en el CEIP "Miróbriga" de Ciudad Rodrigo, en concreto, me transporta a enero de 2007, porque cantamos esta canción de Juanes...¡Cómo vuelan los años! Se llama Paz, paz, paz. Es muy breve y tiene un ritmo pegadizo.




Como digo siempre, está bien celebrar días así, pero la paz hay que tratarla día a día en el aula. No es necesario hacer nada especial, pero sí verla como un pilar básico para que exista una buena convivencia. Y dos de las bases de una buena convivencia, en mi opinión, son el respeto y la comunicación.

¡Ánimo con el Día de la Paz!

sábado, 13 de enero de 2018

EMOCIÓNATE: día 9

Retomar el ritmo tras las vacaciones navideñas cuesta. Me parece que no soy una excepción, nos sucede a muchos, o esa es la sensación que tengo.

Volvemos al taller de los miércoles por la tarde sobre educación emocional.

Después de haberle dado muchas vueltas, llegué a la conclusión que no podía introducir una emoción nueva, sin más. El miércoles se incorporó un alumno nuevo al taller, y encantada de que así sea. La espinita que tengo clavada es que no hay forma humana de disfrutar dos semanas seguidas en las que estemos todos. De hecho no vinieron un niño y una niña, cada uno por razones distintas.

El caso es que pensé que era más apropiado hacer actividades, dinámicas o llamadlas como queráis, para conseguir un mejor clima, para crear un ambiente agradable, para que hicieran cosas juntos...No creo que un grupo puede ampliarse sin más. Si echas un ingrediente nuevo en una receta, has de buscar la manera para que combine con los demás y exista cierta armonía, o así lo veo yo.

Empezaron rellenando un papel, a modo de encuesta con distintos temas. Tenían 7 y debían elegir 5. Una vez que tuvieran esos 5, había que ordenarlos del 1 al 5, siendo el 1 lo que menos les interesara y el 5 lo que más. Pero hasta aquí puedo leer, porque quedé con ellos que era algo personal y no iban a leer qué habían seleccionado ni en qué orden delante de los demás. Entended que por coherencia no diga nada más.

A continuación fuimos al gimnasio y se colocaron en dos filas, una frente a otra (eran impares). Les expliqué que el ejercicio consistía en que yo les decía algo, por ejemplo "nombre de animal," contaba 1,2 y 3. Y ellos, después de escuchar el 3, tenían que decir el primer animal que se les ocurriera. Vimos cuántas coincidencias había. Fue divertido porque cuando habían pasado unas rondas, algunos pensaban rápidamente en qué podía decir el otro compañero para tratar de coincidir con él. Además de nombre de animal, dije día de la semana, mes del año, postre, nombre de mujer, nombre de hombre, cosas rojas, un color, una verdura, una prenda de vestir...Añadid vosotros lo que creáis más adecuado si queréis hacer en clase esta actividad.

Sentados en el suelo en círculo, con las piernas estiradas y separadas, tenían que dar la mano a las dos personas entre las que estaban sentados. Cada uno era un número (1 o 2) que les fui diciendo en voz alta, en orden: 1, 2, 1, 2...Los unos tenían que echarse hacia delante y los doses hacia atrás. Eso sí, intentando no soltarse (para lo que había que controlar la fuerza que hacían). El objetivo era formar una estrella que, al ser impares ellos, no nos salió. Para otra vez me uno y listo.

Luego les dije que se colocaran en círculo al lado de quien quisieran. Me puse donde me pareció, todos nos dimos las manos y rompí el círculo. Teníamos que hacer un abrazo gigante, como una cadena. Es una actividad que ya había realizado en algún curso del CFIE de Salamanca y que con alumnos no es la primera vez que la intento. Como la experiencia es un grado, sé que tienden a apretar demasiado y pueden "apachurrar" al que queda en medio. Así que, por cuestión de tamaño, me quedé yo en el medio...A pesar de que en un momento creí que me caía al suelo, la sensación de unión fue muy agradable. Luego me salí del círculo y repitieron ellos solos la dinámica, pero cambiando un poco a quién habían dado las manos. No quise forzar el orden, porque no quería que nadie estuviera incómodo.

Las fotos son de ese segundo abrazo colectivo en círculo:
(Pincha en la imagen si quieres verla ampliada)

Imágenes propiedad de Raquel Plaza Juan
En penúltimo lugar, les pedí que caminaran por el gimnasio, cada uno "a su bola," y que cuando escucharan la palabra STOP, debían acercarse a saludar estrechando la mano del compañero/a y presentándose, como si no se conocieran. No les expliqué que el juego tenía segunda parte. Una vez que me había asegurado que todos habían dado la mano a todos, pedí un voluntario. Varios se ofrecieron. Es alucinante comprobar que hay voluntarios sin que les digas para qué. 

Coloqué una silla, senté a la voluntaria y le puse un antifaz. Me aseguré que no veía nada y les dije a todos que el objetivo era reconocer las manos de sus compañeros. Es recomendable que si llevan anillos, pulseras o relojes, que se las quiten (yo me los quité). Y también que se suban un poco las mangas para que no los identifiquen por el tacto de la ropa. 

Al final, todos quisieron llevar el antifaz, lo que provocó que la actividad se alargara más de lo previsto. Aunque creo que se lo pasaron muy bien, y es lo que de verdad importa. Quise hacerme la "longuis", pero me invitaron a sentarme también yo. Eso sí, me advirtieron que iba a tener que tratar de identificar las manos de los siete. Según me dijeron, acerté cinco. Es una actividad que he hecho con grupos de otros coles y suele gustarles mucho. Hay variantes que contemplan adivinar qué compañero es por el tacto de la cara, pero no terminaba de verlo claro.

Y para acabar la sesión, colocamos dos bancos del gimnasio el uno frente al otro, dejando poco espacio entre ambos. Nos sentamos en dos filas. No podían hablar ni reírse ni hacer cosas raras. Únicamente debían mirar a los ojos a la persona que tenían enfrente durante tres minutos. El resultado fue regular, creo que repetiré esta actividad en otras sesiones, pero cada vez que la repita, obligatoriamente las parejas deben ser distintas. Además, quizá pruebe con algo de música de fondo. No sé vosotros, pero a mí me da mucha pena que se esté perdiendo el contacto cara a cara. Eso de mirarnos a los ojos para comunicarnos con el de al lado. Creo que nos estamos perdiendo mucha información, una cantidad ingente de comunicación no verbal se escapa cuando no hay contacto visual, y me gusta que mis alumnos se acostumbren a mirar a los ojos, a mantener la mirada...

La próxima semana más. La hora se nos sigue pasando volando y...me encanta.


Imagen al finalizar la sesión. Propiedad de Raquel Plaza Juan

jueves, 11 de enero de 2018

Humor educativo

Voy a intentar recuperar la buena costumbre de incluir toques de humor aquí.

A veces una viñeta resume en una imagen algo que nosotros no acertamos a explicar, o simplemente nos enseña cómo desdramatizar realidades educativas que tenemos a la vuelta de la esquina o sufrimos en nuestras propias carnes.

Aquí contáis con una pequeña muestra de ese humor educativo que abunda en internet. Ya es jueves, y eso sí que no es ninguna broma. Deberíamos sonreír más a menudo y aprender a reírnos de nuestra sombra.


Imagen extraída de http://amimaneral.blogspot.com.es/2012/01/humor-grafico.html


https://laicismo.org/etiqueta/vinetas-educacion/page/5/

http://www.e-faro.info/CASTELLA/EChistes/EChedu.html

miércoles, 10 de enero de 2018

Escuela inclusiva: niños y niñas trans

Me encuentro inmersa, igual que el año pasado por estas mismas fechas aproximadamente, en la participación en el Concurso Escolar de la ONCE, y encantada de volver a presentar un cartel con ellos por segunda año.

Este año el tema de es la escuela inclusiva, acompañado por el lema "Reinventemos juntos una escuela para todos."

Y navegando en semejantes aguas, una vez más, he estado buceando en internet en busca de recursos para poder tratar el tema de la escuela inclusiva con los alumnos. Me he dado cuenta de lo amplio que puede ser el concepto y todo lo que contiene. Obviamente, no es fácil elegir herramientas, porque de nuevo lo haremos en tiempo de recreo, y necesito materiales breves y directos. Entre los que me he visto obligada a descartar por su excesiva duración, está el siguiente documental chileno: Niños rosados y niñas azules.

Dura 27 minutos y medio, pero ha sido inevitable compartirlo. Me parece que invita a la empatía, a ser más tolerantes y nos muestra un ángulo distinto desde el que contemplar el término inclusión. Visto desde una distancia considerable, porque me parece (no puedo asegurarlo al cien por cien) que nunca me he encontrado hasta ahora con un alumno o alumna que fuera un niño o niña transexual, opino que vale la pena verlo por la sensibilidad que derrocha y la cercanía con la que han abordado un tema nada fácil.



Como casi todos los recursos que he compartido en el blog, llama a la reflexión y a ir más allá. No es sencillo intentar imaginar cómo se siente un niño o una niña ante algunas de las situaciones que enumeran en el documental. Y chapeau para esos padres que derriban prejuicios y, por encima de todo y todos, luchan por lo que más quieren, sus hijos, y por su derecho a ser quienes son, ni más, ni menos.

Quizá ahora sea imposible, pero por si en algún momento os apetece verlo, creo que debéis tenerlo bien localizado.

lunes, 8 de enero de 2018

Regreso a las aulas...¡BIENVENIDOS!

Aunque en realidad, con este temporal, dudo mucho que hoy puedan volver a la rutina profes, maestros y alumnos de según qué centros. A los que cogéis el coche, precaución, lo importante es llegar bien, no a cualquier precio. Y a los que os vais a quedar en tierra porque las carreteras no están para bromas, aprovechad esta propina extra.

Pensaba esta mañana que era una pena que la nieve, preciosa estampa navideña por cierto la vista hoy (también ayer en algunos lugares), hiciera su acto de presencia justo ahora, ahora que nuestras vacaciones tocan a su fin. Es lo que tiene el tiempo, que actúa cuando le toca, no cuando a nosotros nos apetece.

Espero que hayáis podido disfrutar mucho estos días fuera de la rutina. No sé si vosotros tenéis la misma sensación que yo, que lo bueno, se va volando. Además al ser días que incluyen tanta festividad, parece que se han esfumado. No es una queja, es un comentario, porque me ha dado tiempo a casi todo de lo que pretendía haber hecho. Sí, ya, hay muchos cafés pendientes, y los tengo en mente, poco a poco, tengo ganas de charlar un rato con mucha gente.

Y ahora, a afrontar la segunda evaluación de la mejor manera posible, con ilusión, fuerza, paciencia, respeto, amabilidad, cariño, esfuerzo y...que cada uno añada lo que crea más necesario. ¿Qué pondríais en esos puntos suspensivos?

P8ladas, de Laura Santolalla del Burgo (autora de Los lunes me odian)

lunes, 1 de enero de 2018

2018: Un torbellino de emociones por llegar

Queridos lectores del blog, unos cuantos, que os encontráis entre lo que denomino "mi gente," habéis recibido ya mis buenos deseos de cara a este año nuevo, ya sea por vías modernas o más bien tradicionales.

Sin embargo, me parece apropiado estrenar el año con una entrada en el blog, precisamente sobre eso, el recién nacido 2018.

Deseo que este 2018 borre o atenúe las tristezas, problemas, decepciones o en general malos momentos que vivierais en el ya terminado 2017.  Y para los que el año pasado fue más bien positivo, debido a alegrías, del tipo que fueran, que sigáis en la misma línea en el 2018.

Espero que el 2018 esté lleno, hasta la bandera, de salud, amor, constancia, esperanza, respeto, gratitud, cariño, paciencia, generosidad, atención, detalles, sosiego, tolerancia, sonrisas, disculpas (cuando hagan falta, seáis vosotros los que piden perdón o con quienes debe disculparse alguien), escucha, comprensión, complicidad, empatía (cómo no), humildad, educación...Y, aunque repita el contenido del WhatsApp que ayer algunos recibisteis, de tacto, mucho tacto. Podría y quizá debería, haber puesto "tacto" en primer lugar. 

Permitidme una sugerencia: cuidad a los que tenéis, a los que queréis, a aquellos que os quieren. Y, como si de pedirle deseos al genio de la lámpara de Aladino se tratara, intentemos hacer entre todos la vida un poquito más fácil, más feliz y más especial a los que nos importan...¿Por qué no? ¿Tan difícil resulta?

Y como esto no deja de ser un blog a cerca de la inteligencia y educación emocional, os invito a no tener miedo de reconocer vuestras emociones, vuestros sentimientos. Además que aprendáis (los que no sabéis) a gestionar ese universo emocional propio y a respetar y cuidar el de los demás. Una vez vi una imagen con una frase, decía lo siguiente: Somos un globo lleno de emociones, en un mundo lleno de alfileres...Cuánta razón. Y regreso al tacto del que hablaba hace dos párrafos.

Como hago mil y una fotos (cada vez que cojo la cámara), he tenido la suerte (o desgracia) de poder elegir entre una cantidad ingente de imágenes la que quería para ilustrar esta entrada con algo más mío. Y he tardado menos de lo que pensaba a priori, os dejo una imagen de una mamá golondrina alimentando a sus crías. No es de las que más calidad tienen, pero me encanta, porque condensa muchos de mis buenos deseos para todos de cara a este año nuevo.

Imagen propiedad de Raquel Plaza Juan

Feliz 2018, y que la vida no deje de abriros puertas, ventanas o lo que cuadre, para poder hacer de vuestros sueños una realidad.

domingo, 24 de diciembre de 2017

Festival de EMOCIONES

Hace dos días, el viernes 22, celebramos en mi  cole, el CEIP "Beatriz Galindo" del barrio Vidal , el Festival de Navidad.
Papa Noël visitó las clases de todos los alumnos antes del Festival

Qué mejor manera de desearos unas fiestas muy felices que dedicando una entrada a dicho evento. Soy una pieza más del mosaico del colegio, aunque aquí me he tomado la licencia de comentar el Festival porque "la cabra tira pa'l monte" y no olvido mi tiempo Comunicación Audiovisual. Eso y que, desde siempre, me encanta escribir.

Si he llamado a esta entrada "Festival de EMOCIONES" es porque resume muy bien lo que allí sucedió. Tuvimos grandes dosis de ilusión, alegría, impaciencia, nerviosismo, cariño, amor, satisfacción, compañerismo...Vi detalles tan bonitos que fue inevitable emocionarme. Fue uno de los días más especiales (para mí) en el cole; junto a los "momentos"  que nos brindó el concurso de la ONCE el curso pasado; y el último día de clase, también el año anterior.

Me parece que la tensión acumulada, el agotamiento de una intensa evaluación, las ganas de que todo saliera tan bien como deseábamos, el sobre esfuerzo del último mes con el Festival...provocaron que en más de un momento se me saltaran las lágrimas. De verdad, ¿cómo no emocionarse?

No debo seguir sin dejar patente mi más sincero agradecimiento a todos los que jugaron en ese Festival un papel relevante, de uno u otro lado:

Gracias  a las mamás, los papás, hermanos u otros familiares de nuestros alumnos que hicieron que fuera tan cálido el "escenario" del gimnasio. Gracias por haber ido, por habernos acompañado. 

Gracias a las personas que no son familiares de nuestros alumnos, pero sí son parte del cole, por su presencia y por tanto cariño. 

Gracias por supuesto a los alumnos, por sus canciones, poesías, bailes, relatos cortos...que tuvieron en sus manos la gran responsabilidad de actuar delante de todos. Dentro de ese gran grupo, gracias de corazón a los valientes de 6º que se atrevieron a presentar el Festival. Es decir: Cristina, Fahd, Jeni, Mihaela, Omar y Roberto.

Gracias a mis compañeros del cole, por tanta implicación, por tanto tiempo, por mil cosas que se resumen en una: compañerismo.

Gracias a los alumnos de Prácticas, por haber colaborado para que este Festival saliera tan bien. Amaya y Javier, un aplauso especial para vosotros por ocuparos de la parte de sonido y proyecciones, con tan buena disposición todo es mucho más fácil.

Gracias al CFIE de Salamanca, por prestarnos un proyector y el equipo de sonido para poder celebrar el Festival de Navidad.

Y aquí tenéis unas cuantas fotografías del Festival,  por si os apetece verlas. Los vídeos de las actuaciones no puedo ponerlos, lo siento. Pesan una barbaridad al haber sido grabados con la cámara de fotos. Si alguna madre o padre está interesado en tener aquellos en los que actuara su hijo/a, que me lo comente a la vuelta de vacaciones y se los paso a un pen drive. Digo lo mismo para los "compis" del cole. El que sí he podido poner es el montaje que hice con fotos de las familias y de los alumnos.

Esta fotografía y todas las de esta entrada, son propiedad de Raquel Plaza


 







 






Este es el enlace a mi Dropbox para ver el vídeo de las familias y alumnos:


Os recomiendo que una vez que entréis allí los descarguéis en vuestro ordenador, de esa forma podréis verlo mucho mejor.

Y como no podía ser de otra forma, uno de los momentos álgidos para mí fue la actuación de mis alumnos. Y el MIS no está puesto por casualidad, porque es lo que son, mis alumnos. Sabía que era lanzarse a la piscina (sin agua), plantear una actuación con alumnos de cinco cursos distintos (1º, 3º, 4º, 5º y 6º de Primaria), cuando de manera conjunta solamente pudimos ensayar la semana misma del Festival. Pero, he de decir, que estoy muy orgullosa de vosotros, que no sé ni cómo daros las gracias. Estaba muy nerviosa antes de empezar la actuación, confiaba en que entre vosotros, Javier y yo, el baile saliera adelante, y así fue. Cuando vi que empezaba la proyección de "Hecho con tus sueños" de Maldita Nerea y os miré, sentí una alegría y cariño incomensurables. Luego me di cuenta que era la primera vez que tenía la suerte de teneros a todos juntos. Entonces me relajé y no pude parar de sonreír en toda la canción. Qué felicidad, fue algo indescriptible.

Sabéis que me dais disgustos (a veces), pero al mismo tiempo tantísimas alegrías, que conseguís que me sienta una  persona tremendamente afortunada. Es una suerte estar a vuestro lado.

Espero que todas las personas que leáis esta entrada, tengáis o no vinculación alguna con el "Beatriz Galindo," podáis disfrutar de la Nochebuena y la Navidad. Lo importante no es cuántos os reunáis, sino estar felices con los que podáis pasar estos días. ¡Ah! Repito una sugerencia, para cualquiera que lea estas palabras: intentad hacer la existencia lo más agradable posible a los que os rodean; comportaos de una manera empática con la gente; vibrad con las alegrías compartidas y recordad que el cariño debe ser para todos los días del año, no solo para las fechas navideñas.

Con todo mi cariño,

¡Feliz Navidad!

Abrazos de ida y vuelta,

Raquel Plaza